La cocción de la carne debe ser la correcta para cuidar la dieta y la salud

La polución en la cocina es muy usual y mas comun de lo que crees, encontrarnos con contaminacion en nuestra cocina} debido a que manipulamos comestibles de origen animal y vegetal, crudos y cocidos, utensilios, elementos de limpieza y entre varios otros, que ponen bajo tela de riesgo nuestra salud, debido a que todos ellos, principalmente, los comestibles crudos, tienen una carga bacteriana significativa, residuos de partes no recomendables, tierra y hojas en las verduras y frutas, los que, si no son tratados adecuadamente por la persona encargada de cocinar, pueden llegar a nuestro organismo provocando toxiinfecciones.

Las carnes pueden llegar a contener diversas bacterias que suelen causar problemas en la salud. El pescado y los mariscos pueden contener Vibrio cholerae y hepatitis A. Es preciso cocinar bien estos comestibles para matar los agentes que causan enfermedades. La única forma de saber si la carne está bien cocida es examinando su temperatura de esta.

Recomendamos cocinar las hamburguesas de carne de vaca, de cerdo y de cordero o bien las mezclas como la del pan de carne, bifes, pollo, pescados, mariscos, etcétera hasta el momento en que alcancen los 80°C en su interior. Aunque, el metodo más seguro de controlar esto sería con un termómetro de cocina, debemos saber que, generalmente, la mayoría de nosotros no lo tenemos, entonces la otra opción, menos objetiva, es observando los tonos de las carnes.

Jamás se debe consumir una carne que contiene restos de sangre, jugo y color rojizo, debido a que esto se traduce como que la cocción no llego a la temperatura segura. Cuando se supera los 80°C en el centro de las carnes, estas cambian a un color pardo, grisáceo o bien cobrizo, en el caso de las carnes rojas; por otra parte, las carnes blancas, pasan del color blanco transparente a un blanco intenso, en el caso del pollo y los pescados. La clave es que en ningún caso queden restos de sangre.

Los microorganismos patógenos en la carne cruda pueden multiplicarse rapido y sencillo a temperaturas que van entre 4 grados y sesenta grados . En su mayor parte, los brotes de enfermedades emitidas por los alimentos son el resultado de la polución de los manipuladores de comestibles, piensa en el ámbito doméstico. La manipulación higiénica ideal y una buena cocción y refrigeración previene estas enfermedades. Por consiguiente, la carne cruda debe tratarse con cuidado para eludir problemas de contaminación, como la cruzada. Los patógenos pueden propagarse por medio de los jugos de las carnes crudas si entran en contacto con otros alimentos.

Muchas enfermedades las podemos eludir desde el cuidado, de ser así, la prudencia en el momento de preparar los comestibles para nuestra familia puede resultar un proceso clave para evitar enfermedades. Sumemos cocimientos sobre alimentación segura y saludable para aumentar la calidad de nuestra dieta.

Las carnes pueden llegar a contener diversas bacterias que suelen causar problemas en la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies